En una iniciativa pionera en la Región, más de 70 personas con discapacidad se certificaron en  Alfabetización Digital.

En el marco del Mes de la Inclusión, cuyo lema es “Inclusión, Derecho y Calidad de Vida”, el Servicio Nacional de la Discapacidad, bajo su dirección regional, junto a Corporación Pro O’Higgins y con el apoyo del Instituto Profesional AIEP, desarrollaron los primeros cursos de Alfabetización Digital inclusivos en la Región, dirigido exclusivamente a personas en situación de discapacidad.

“La brecha digital pone a unos en un lado y a otros en otro, más aun cuando se trata de personas con discapacidad, que se ven excluidos de participar de la sociedad de la información. Lo que hemos hecho es crear oportunidades” sostuvo Braulio Guzmán, gerente general de Pro O’Higgins y agradeció  “a la Dirección Regional de SENADIS y a las instituciones involucradas por permitirnos sumarnos a este esfuerzo de contribuir al desarrollo social de las personas con alguna discapacidad en la región. Estamos muy felices de que hayan participado tan activamente en las actividades”.

En total fueron 78 , niños, jóvenes y adultos que desarrollaron sus clases y obtuvieron su certificación en Alfabetización Digital, provenientes de distintas organizaciones, como: Fundación COANIL; Pequeño Cottolengo; Colegio Fray Ave María; Escuela de Audición y Lenguaje Crecer; Colegio Especial Ave Fénix; Fundación Down de Rancagua (Colegio San Miguel Arcángel); Agrupación de Padres y Amigos de Discapacidad Mental (ASPADEMT); Colegio Fray Andrés; Agrupación de Familias y Amigos de Pacientes Psiquiátricos (AFAPS).

El Director Regional de Senadis, Alejandro Pérez Oportus destacó que “este curso es pionero en la Región de O’Higgins y es una gran oportunidad de crecimiento para las personas en situación de discapacidad y cuidadoras. Desde primer día de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, nos hemos comprometido para disminuir la brecha de la desigualdad, y esta capacitación ha permitido eso, disminuir la brecha digital en un mundo globalizado, donde no podemos permitir que las personas queden atrás, y hoy el Servicio Nacional de la Discapacidad con apoyo de Pro O’Higgins y Aiep, han dado la posibilidad que más de 70 personas adquieran estos conocimientos, que indudablemente permitirá mejorar su calidad de vida, generando así acciones concretas para una verdadera inclusión a la sociedad”.

Estas capacitaciones tuvieron como propósito promover el derecho a la igualdad de oportunidades de las personas en situación de discapacidad, con el fin de obtener su inclusión social, otorgándoles conocimientos básicos de computación, para que puedan utilizar estas herramientas y participar en el mundo digital.

La Seremi de Desarrollo Social, Claudia Díaz, destacó el trabajo colaborativo  para la realización de esta iniciativa y señaló  “cuando varias organizaciones se ponen de acuerdo y ponen a disposición lo mejor de lo suyo estos son los resultados. El resultado de un trabajo en pos de la inclusión, en pos de la igualdad y de la justicia social. Sin duda que poder acceder al mundo digital  genera mucha más independencia y eso es fantástico en la medida que lo conozcamos y sepamos manejarlo, entonces creo que con esta iniciativa, vamos en la senda de la inclusión”.

Cabe destacar, que las relatorías de los cursos estuvieron a cargo de alumnos de las carreras de Psicopedagogía y de Ingeniería de Ejecución en Informática del Instituto Profesional AIEP Rancagua, aporte fundamental para el desarrollo de estas capacitaciones.

En ese sentido el Jefe de la Escuela de Tecnologías de Información y computación de AIEP, Alex Navarro, destacó que “nuestras palabras son de agradecimientos por incorporarnos en este proyecto, de poder aportar con un pequeño grano de arena a la Inclusión. Hoy en día nuestra sociedad tiene muchas palabras bonitas a acerca de esto, pero más importante son las acciones, es hacer y, hoy nosotros estamos haciendo y aportando para poder incluir a todas las personas en una sola sociedad”.

Finalmente, cabe mencionar también al Instituto Nacional del Deporte, quien facilitó un espacio en el Gimnasio Hermógenes Lizana de Rancagua, para instalar la Sala Móvil, durante 10 días y desarrollar las clases.