• Enfocadas en distintas áreas, las mujeres fueron distinguidas luego de realizar capacitaciones para aplicar mejoras en sus negocios, tanto en el inicio de un emprendimiento como en aquellos ya establecidos, a través de conceptos de productividad y competencia. Un proceso de apoyo y asesoría en el marco del programa “Quiero ser empresari@” de Corporación Pro O´Higgins y Codelco Chile División El Teniente.

 

Fueron 100 horas de clases, durante diciembre y enero, el tiempo en que la transferencia de conocimientos y nuevas técnicas para sus planes comerciales fue esencial para fortalecer sus ventajas e identificar sus debilidades en el camino del emprendimiento, parte de los aspectos que 13 mujeres de la comuna de Machalí abordaron en el curso ”Formulación de Proyectos de la Microempresa”, enfocado en quienes lideran sus propios trabajos.

Corporación Pro O´Higgins en un trabajo mancomunado con Codelco Chile División El Teniente, a través de sus excedentes de capacitación Sence- OTIC O´Higgins, creó estos talleres de asesorías mediante el programa “Quiero Ser Empresari@”, que aborda la necesidad que afecta a la mayoría de los pequeños productores con buenas ideas pero, que sin embargo, no manejan  habilidades para crear, administrar y financiar sus proyectos.

Así, esta iniciativa se concreta mediante el curso que les entregó las herramientas para estructurar sus planes e ideas de negocios, incentivando su rendimiento y competitividad.

”Esta experiencia de trabajo con mujeres emprendedoras, en esta fase de formación en capacidades para liderar su emprendimiento, nos abre posibilidades de presentarlas en diferentes oportunidades de desarrollo: asesoría técnica, mayor capacitación, financiamiento, acercamiento a mercados y clientes, etc.; cada cuál de acuerdo a su potencial y donde algún requerimiento específico sea más relevante para su desarrollo”, precisó Braulio Guzmán, gerente general de Corporación Pro O´Higgins.

 Por su parte, la gerenta de Sustentabilidad y Asuntos Externos de Codelco Chile División El Teniente, Valentina Santelices, señaló que “este tipo de emprendimiento es un aporte para la región y el país. Buscamos el desarrollo de las emprendedoras y los empleos que van a generar. Estamos confiados en el éxito de sus negocios gracias a los conocimientos y herramientas que han adquirido”.

Un proceso que cumplieron etapa a etapa hasta la certificación que, el pasado miércoles, validó sus aprendizajes en materias como la planificación y formulación de su plan de negocios, la instrucción para la comercialización de sus productos, aspectos de marco legal y formativo y la identificación de las principales fuentes de financiamiento para la microempresa.

Mujeres en los negocios: la voluntad de emprender

 María José Pizarro es diseñadora y hace 10 años comenzó su sueño: convertirse, poco a poco, en emprendedora,  innovando en la decoración de interiores y ofreciendo un servicio personalizado a clientas de Machalí y Rancagua.  Sin embargo, detectó que su emprendimiento requería nuevas orientaciones en materias comerciales, por eso decidió integrarse al curso, el que le ha otorgado directrices específicas para perfeccionarse.

“Para mí ha sido una oportunidad, y me he sentido muy incentivada. Estos cursos me han ayudado para seguir emprendiendo (…) Llevar un registro, balance y proyección de los costos y crecimiento de mi negocio para mí no era fácil, por eso, con estas capacitaciones, ahora pienso diferente, pienso en porcentajes de ganancia y siento que así mi trabajo no se estanca, avanza”.

Y eso es lo que también comparte Karina Ramírez, quien a través de las capacitaciones ya visualiza las opciones de crecimiento para su centro de estética. “El hecho de hacer un plan de negocios no estaba en mis libros, entonces, haber conocido esto ha sido maravilloso. Muchas veces uno no sabe para dónde va con su negocio, pero con estos cursos uno logra una real orientación”.

Francisco Vargas, Director del Centro de Desarrollo de Negocios de la capital regional, asimismo, señala que, “Las alternativas de emprendimiento y el espíritu emprendedor en los últimos años han ido aumentando en país y en la región, y qué mejor manera de crecer que siendo apoyados por una institución que los guie y crea en ellos (…) Para nosotros, esta es una posibilidad de explorar potenciales clientes de nuestro centro y entregarles herramientas para que formalicen sus negocios”.

De esta manera, los cursos buscan aportar no sólo conocimientos en la línea de los nacientes proyectos y los que ya han comenzado sus primeros pasos, sino también ser un instrumento de continuidad , lo que se traduce en la etapa de vinculación de las emprendedoras participantes con las instituciones de fomento como Sercotec, Fosis, entre otros, lo que está en marcha para orientar sus negocios a postulaciones en los fondos concursables asociados al desarrollo y potenciación de sus emprendimientos. Una nueva ventana que se abre para dar mejores posibilidades comerciales a sus negocios.