En pleno funcionamiento se encuentran las actividades del Nodo de Orfebres ejecutado por Pro O’Higgins y cofinanciado por Corfo, que les ha permitido a sus participantes generar nuevas alianzas para ser más competentes en el mercado.

Esta vez bajo la metodología del Desing Thinking, los orfebres aprendieron a centrar su foco en el conocimiento e interacción con sus clientes. Ésta es una herramienta que apunta a realizar un proceso colaborativo y de co-creación, donde empatizan con sus compradores, sintetizan problemáticas y testean potenciales soluciones.

¿Cómo crear un producto que me quieren comprar? fue el tema abordado en estos segundos talleres desarrollados por el Nodo de Orfebres en Cobre, en los cuales además de aprender las etapas de entender, empatizar, definir, idear, prototipar, testear e implementar, los participantes comenzaron a generar pequeñas redes (nodos) entre ellos para potenciarse y ser más competitivos en el mercado.

Bárbara Silva Coelho, facilitadora del taller de Desing Thinking, destacó que una de las características más importante y potente del Nodo es “tener personas del mismo oficio o rubro y ver cómo se pueden potenciar más en conjunto y no verse como competencia. Porque pueden hacer alianzas entre ellos y así también potenciar el producto. Cada uno tiene su especialidad, su tipo de cliente, ellos pueden ser mucho más potentes juntos que aislados y hoy percibieron esa potencia y esa oportunidad de unirse.”

Opinión que refuerza Cristian Acevedo, quien se formó en la Escuela de Orfebres de Coya y es participante de este Nodo, “conocer gente nueva que se está iniciando en la Orfebrería con muchas inquietudes y muchas ganas también, es un buen nicho, porque conoces personas que vienen con nuevos pensamientos, nuevas formas, con ganas de hacer algo distinto, lo que en definitiva también retroalimenta”.

Próximamente los participantes del Nodo de Orfebres desarrollaran talleres de diseño y fotografía para potenciar sus productos y optimizar sus procesos de venta.