En el marco de las actividades del Nodo de Orfebres en Cobre, ejecutado por Pro O’Higgins y cofinanciado por Corfo, los participantes aprendieron a reconocer y visualizar mejor sus clientes.

¿Dónde están mis clientes? fue el taller que desarrollaron los artesanos participantes del Nodo de Orfebres en Cobre, el cual les ayudó a conocer y definir mejor a sus potenciales clientes y enfocarse en sus necesidades.

“Aportar al desarrollo y crecimiento de esta actividad es el norte que nos mueve a través de este Nodo, un punto de encuentro para aprender de los expositores que nos acompañan, pero también para aprender de nosotros mismos, de aquellas cosas que decimos, preguntamos, etc. Nosotros podemos tener muchas ofertas, pero si no tenemos un cliente para entregar ese producto o servicio, no vale de nada lo que hacemos. Descubrir eso, es descubrir la mitad del negocio, este taller es para intentar responder eso”, señaló Braulio Guzmán, gerente general de Pro O’Higgins.

Bajo la metodología del Lean Canvas, los orfebres y emprendedores aprendieron de un modo “practico, a experimentar y a validar cuál es su cliente, porque al final ellos son quienes dicen si quieren o no el producto, y así los participantes, podrán entender qué tipo de producto pueden ofrecer al cliente que quieren llegar”, destacó Bárbara Silva, consultora de emprendimiento de Dematris y expositora del taller.

Pues tal como lo indica Silva, el taller se dividió en dos partes y la primera de ellas consistió en conocer los posibles clientes y qué necesidad pueden atender en ellos para realizar una propuesta de valor diferencial. Y posteriormente en una segunda fase, trabajaron la Orfebrería a modo de negocio, en detalles más comerciales como ingresos y egresos, canales de distribución y posibles aliados, finalizando en la validación de sus supuestos.

Roberto Osorio, Orfebre de San Fernando, formado en la Escuela de Orfebres de Coya sostuvo que su principal motivación para participar de este Nodo es “estar con colegas del oficio, poder impregnarme de sus ideas, porque a lo largo del taller he escuchado muchas ideas que pueden ser frescas, o a través del tiempo, nuevas, en el fondo es enriquecedor eso. En este taller aprendí a visualizar mejores canales para poder vender mis productos, abrir un poco la mente a otras cosas que no he hecho nunca, captar nuevos clientes”.

Por su parte, Juan Zafora, también consultor de Dematris y expositor del taller expresó que “es muy buena la iniciativa de juntar a personas que se dedican a hacer algo, para cooperar y no para competir, creo que la manera que tienen las economías regionales para desarrollarse es cooperando y no compitiendo. Y que se reúnan aquí para tratar los problemas comunes y buscar soluciones comunes es fantástico, el Nodo es un espacio para hacerlo. Es todo para sumar, juntar a personas que se dedican a lo mismo, que quieren lo mismo y que buscan lo mismo, es sumar energías para lograr un desarrollo económico de la región”.

Cabe recordar que este Nodo para la Innovación y Mejoramiento de la Competitividad de la Orfebrería en Cobre en la Región de O’Higgins, cuenta con el cofinanciamiento de Corfo y la intermediación de Copeval Desarrolla.