Con la finalidad de sumar nuevas habilidades y complementar sus conocimientos, los artesanos del Nodo de Orfebres también están desarrollando talleres de Diseño y Fotografía Digital.

Durante todo el primer semestre de 2015, los participantes del Nodo de Orfebres han podido desarrollar diversos talleres y cursos que les permitirán potenciar su negocio y ser más competitivos en el mercado.

En el marco de este trabajo del Nodo de Orfebres ejecutado por Pro O’Higgins y cofinanciado por Corfo, aprendieron nuevas metodologías en diseño y fotografía digital para idear una línea de productos que podrán comercializar con sus clientes ya identificados y promocionarlos a través de fotografías de buena calidad hechas por ellos mismos.

“En el taller de diseño, estamos trabajando con una metodología que se basa en escuchar, crear y entregar o implementar el producto. Partimos desde la auto observación, de ahí generamos una lluvia de ideas conceptual y de esa selección trabajaremos y comenzaremos a concretar sus conceptos. La idea es que con estas herramientas nuevas se empoderen de su hacer y terminemos con maquetas o prototipos de productos, y que éstos (en lo posible) tengan un carácter e identidad local”, relataron los profesores Tomás González y Carolina Gutiérrez.

El taller de diseño consta de 45 horas cronológicas y por su parte del de fotografía digital de 12 horas. En este último los orfebres han aprendido aspectos básicos para componer fotografía digital, “el gran objetivo y lo mejor de este taller es que está planteado para utilizar los recursos disponibles, si tenemos celular se hacen las fotos con celular, si hay una cámara compacta o réflex o profesional igual, de tal modo que los participantes utilicen los recursos a disposición sin gastar dinero extra”, comenta Carolina Gutiérrez quien dicta el taller.

Además explica que la metodología de este curso fue teórica en el primer módulo y práctica en el segundo. Entre los contenidos vistos aprendieron conceptos básicos de composición, encuadre, resolución de la cámara, pixeles, megabytes, entre otros. Junto con ello también conocieron técnicas de iluminación, “con estas técnicas ellos podrán sacar más partido a sus propias piezas y ver qué tipo de iluminación les sirve para sus joyas”, sostuvo su profesora.

Estas habilidades se suman a las aprendidas en los talleres de Lean Canvas y Desing Thinking y se espera que al finalizar el programa los participantes tengan una nueva línea de productos y su propio catálogo.